Lentillas para Dummies

Buenos días! Hoy viene a hablar claramente la óptica que vive en mí, un poco frustrada pero entendedme, siempre desde el respeto.

Sois muchos los que utilizáis lentillas a diario o esporádicamente, pero inexplicablemente sois pocos los que sabéis que un gran poder (como ver sin gafas) conlleva una gran responsabilidad 😂


Hoy quiero dejar claros cinco consejos básicos para llevar lentillas y no perder un ojo en el intento. Y sí, esto puede pasar y yo ya he visto 2 casos: uno de una chica de 17 años que por una ameba acabó necesitando un trasplante de córnea y otro de una chica de 24 años que directamente pasó a utilizar una prótesis ocular… esta chica nos dijo “Nunca pasa nada hasta que pasa”

Así que, para que no pase, empiezo:

1- El agua es la kriptonita de las lentillas. Jamás, JAMÁS dejes que tus lentillas toquen el agua. Y por qué? Porque ahí es donde vive nuestra amiga la Acanthamoeba, esa pequeña ameba jodona que se mete en tu córnea y no para hasta que se la come enterita… Causa de ambos casos de ceguera que he nombrado antes.

Si no tienes líquido, usa suero, si no tienes suero, tira las lentillas. Mejor perder 2 lentillas que 2 córneas… 

2- Los opticos optometristas estamos ahí para algo… Sí, las lentillas estan baratísimas online, te las traen de vete y busca dónde y tú, alegremente, te la metes en tu ojo ignorando cómo interactua ese “cuerpo extraño” en él… 
Puede que no notes nada, puede que no lo notes a corto plazo pero se te genere una intolerancia, puede que te toque una queratitis… qué ruleta rusa más molona no??

O es más, puede que una se te parta en el ojo y tengas que venir a la óptica a que busquemos los trocitos (esto puede pasar, y pasa) y si los ópticos no fuesemos tan infinitamente misericordiosos, que lo somos, podríamos decirte: “vete a donde las adaptaste y que te lo solucionen” 

Ya la tienes liada… porque como poco te toca ir a San Petersburgo y a ver cómo les explicas lo de los trocitos 😅

Fuera de bromas, cuando pagas por tus lentillas el precio de óptica no sólo pagas por un producto, sino también por el profesional que hay detrás de él. 

Conclusión, no te dejes llevar por precios y ofertas, busca tu óptico de confianza y deja que te guíe y te aconseje. Hay muchos tipos de lentillas y muchos tipos de ojos, deja que elijamos nosotros por tu salud ocular.

Sigue nuestras pautas de revisiones, son gratis!! (Por eso de la misericordia y el complejo de ONG que tiene nuestra profesión) Si las hacemos es por tí.


3- Las lentillas y los productos de limpieza tienen fecha de caducidad y una vez abiertas tienen un “tiempo de consumo” 

Esto es lo que más se saltan a la torera la mayoría de usuarios de lentillas… 

A ver, lo diré elegantemente… la ropa interior sabéis cuánto usarla y cuándo cambiarla no? Pues la lentilla lo mismo!! Está en contacto con una zona con secreción de tu cuerpo, expuesta a polución y diversos agentes externos y es de lo más invasivo que pones en tu cuerpo…

Otra forma de explicarlo muy sencilla… si abres un paquete de jamón york, lo vas a tener 2 meses abierto (y comiendo) porque sólo te comes 2 filetes al mes??? Qué asco no????

Pues si os decimos que la lentilla dura un día, 15 días o un mes, es justamente eso, no son días alternos y que la lentilla no duela no quiere decir que esté en buen estado. 

Si las usas poco, cambia de tipo de lentilla pero nunca NUNCA alargues su uso en el tiempo.

4- Las uñas. Creo que no necesito decir más… si tienes unas uñas como palas de excavadora te va a resultar muuuuuy difícil poner y quitar las lentillas. 

Nunca se deben tocar las lentillas con ellas y son un motivo muy habitual de que la lentilla se parta dentro del ojo. Además, si es la primera vez que las usas, y tu óptico tiene que enseñarte, va a ser realmente difícil… otra cosa es que ya tengas claro el manejo y entonces te dejes crecer las uñas… aceptamos pulpo 🐙 

5- El líquido de mantenimiento no es oro. Es bastante barato y no entiendo por qué pero lo escatimáis en una medida alarmante!! 

El líquido es esencial para conseguir un buen porte de tus lentillas, las mantiene limpias e hidratadas y una lentilla hidratada es un ojo sano. 

Hay que cambiar el líquido cada día, te pongas o no las lentillas ya que no lleva conservantes. Además, os habréis fijado que cada bote de líquido viene con un estuche para las lentillas…

Por favor, no utilicéis el mismo estuche de lentillas hasta dejarlo en herencia a vuestros descendientes, cambiadlo!!!! Cada vez que abráis un líquido nuevo, cambiad el estuche, y mantenedlo siempre limpio. Lo que metéis ahí, luego va a vuestros ojos, y los ojos son sagrados 🙌🏻

Podría seguir todo el día, pero me quedo con estos consejos básicos. Recordadlos y sólo acabaréis con un parche en el ojo si os dan un papelón de cine o sois muy divas 😝



Espero haberos ayudado y si sois de Albacete y queréis una óptica molona, de confianza (y misericordiosa) ya sabéis que me podéis encontrar en Ulloa Óptico.

(Estamos por toda España, por cierto 🙌🏻)

Feliz finde!!!

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s